cuarteto teatro
inicioespacio abierto

Investigación para un teatro vivo

foto investigacion

 

Investigar es hacer diligencias para descubrir una cosa.  Realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el fin de aumentar los conocimientos sobre una determinada materia.

El teatro, como manifestación artística, es un hecho vivo que se produce, únicamente, durante el intervalo de tiempo en el que el público observa a uno o varios actores en un escenario. Esa es, digamos, la punta de un iceberg, sostenido en su base -invisible para el espectador- por un laborioso, arduo y en la mayoría de los casos, sacrificado trabajo de ensayo, de aprendizaje e investigación.

Existe, para muchos, el tópico de considerar como tarea y responsabilidad del actor aprenderse un texto, que un director les indique cómo decirlo, cómo moverse y dar el resultado elegido para lograr un espectáculo exitoso.

Pero si queremos que nuestro teatro sea un “teatro vivo”, es imprescindible que sus intérpretes estén vivos también. El actor es el elemento fundamental en el hecho teatral. Tiene que respirar lo que hace, lo que interpreta, para ser capaz de transmitirlo a los espectadores. Tiene que ser un intérprete sensible, perceptivo y receptivo, comprometerse con sus emociones, para ser capaz, a través de ellas, emocionar a los espectadores. El  “Entrenamiento Actoral” permite que el actor esté siempre vivo, activo ante los estímulos externos e internos que se produzcan a su alrededor.  Un buen entrenamiento lleva a un trabajo “maduro” e irrepetible sobre el escenario.

El actor, en muchas ocasiones, quiere llegar directamente a la meta. Esa “línea recta” no siempre es la más acertada. Cuando el actor curvea sobre los materiales propuestos, sobre su personaje, cuando profundiza, bucea, crea un universo gigante que hace que su trabajo sea único y especial.
Investigar es probar/se, tantear/se, es la parte más emocionante del trabajo del actor. Pero un “investigador” debe tener claro sobre qué quiere investigar y cuáles son las fuentes de esa investigación. La herramienta fundamental  para un investigador es la CURIOSIDAD y el deseo por DESCUBRIR.

El objetivo de esta investigación sería, por una parte, el chequeo  individualizado, descubriendo en cada uno su potencial expresivo, emocional e intelectual aprovechable en su trabajo. Y por otro lado, poner todo ese potencial al servicio del trabajo colectivo, fundamento básico del teatro, trabajando sobre los 4 pilares fundamentales de la preparación del actor: VOCAL, CORPORAL, EMOCIONAL E INTELECTUAL (la palabra, la acción, el pensamiento y el sentimiento), dentro de un riguroso y exigente ambiente de trabajo abierto y lleno de confianza, imprescindible para la investigación y la creación artística.  El equilibrio de estos cuatro pilares crea el personaje o la situación dramática de un personaje.   El teatro es un arte alquimista, de búsqueda constante, por eso el actor está siempre en la cuerda floja.

Ricardo Vicente.
Fundador de espacioabierto
 

 

espacioabierto - C/ Gallo, 9 (local) 47012 Valladolid (España) - 983 308 285 / 695 372 173 - espacioabierto@cuartetoeatro.com